Search
  • All Search Results
  • Books
  • Users
  • Groups
  • FAQs

Historia de um beijo

By:
User: user12
Historia de um beijo
Enrique Pérez Escrich

Enrique Pérez Escrich, también conocido por sus seudónimos Carlos Peña-Rubia y Tello (Valencia, 1829 - Madrid, 1897), fue un escritor y dramaturgo español, uno de los maestros del folletín.

Índice

1 Biografía
2 Obras
3 Referencias
4 Bibliografía

Biografía

Múltiples y amargas incidencias marcaron su infancia y juventud, impidiéndole ejercer estudios serios y continuados. Marchó a Madrid muy joven, como cuenta en El frac azul. Episodios de un joven flaco (1864), una novela autobiográfica en que narra el ambiente de bohemia en que tuvo que vivir. Allí se mantuvo malamente del periodismo y del teatro cómico, costumbrista, musical e histórico en verso, bastantes con cierto sesgo social, como la zarzuela satírica ¡Vivan las cadenas! (1879), compuesta al alimón con su amigo José Rogel. Saludó la revolución de 1854 con la pieza teatral alegórica La voz de las provincias (1854), compuesta mano a mano con su amigo, el periodista demócrata Antonio Altadill. Sinceramente religioso, ensayó el drama sacro con La pasión y muerte de Jesús. Drama sacro-bíblico en seis jornadas y un epílogo, escrito en verso, según los Evangelios (Madrid, Imprenta de Don Cipriano López, 1856). Tras el estreno de El cura de aldea, su pieza más popular, decidió refundirla como novela con tal éxito que decidió consagrarse a la narrativa, escribiendo torrencialmente novelas por entregas según la fórmula puesta de moda por Manuel Fernández y González, al que, si bien no emula, sigue muy de cerca hasta el punto de haber escrito tanto y haber ganado poco menos que él, entre cuarenta mil y cincuenta mil pesetas anuales que gastaba rápidamente en vivir como un nabab y obsequiar a sus amigos, pues era hombre muy generoso y caballero ejemplar. Amistó por entonces con el marqués de la Conquista o de Valdeguerrero, quien lo llevó de monterías por tierras de Albacete y Ciudad Real. En sus últimos años de vida, arruinado por su prodigalidad y enfermo, consiguió que le dieran el cargo de director del Asilo de las Mercedes.

Fue el más adelantado de los discípulos de Fernández y González; de una inagotable imaginación, poseía una gran facilidad narrativa y se mostró maestro en los diálogos y en las descripciones; tenía sentido de lo sensacional y de lo melodramático, pero su prosa de folletín es demasiado llana y vulgar, no así la que ejerce en otras obras destinadas a un público más exigente. Fue el ídolo de las clases populares españolas y durante veinte años se vendieron miles y miles de ejemplares de sus novelones, coleccionados en porterías, sotabancos, trastiendas, fábricas y talleres. Supo llegar como pocos a la sensibilidad íntima y la emoción de las clases sencillas y los seres vulgares de vida difícil.
Obras

Posts and Comments
To ensure optimal functioning, our website uses cookies. By using the website you agree to the use of cookies. More info
OK
Top of page
No Thumbnail Remove Please choose a reason Please enter the place in the book. en en_US